La luna y la hora mágica

luna y mareas

Tan observada, respetada y admirada desde la antigüedad, la luna representa uno de los instrumentos mágicos con más influencia en nuestra vida a lo largo de la historia.

El calendario lunar constituía una de las principales herramientas para poder determinar los ciclos lunares y la edad de la luna. Se consideraba que pasaba un año por cada doce meses lunares, entendiéndose cada mes lunar como el periodo de tiempo comprendido entre cada lunación. Los ritmos de la luna se estudiaban para determinar las horas de las pleamares y bajamares, para predecir el futuro y estudiar la astrología. Hay culturas que además de utilizar calendarios lunares también hacían y hacen uso de calendarios lunisolares, en los cuales se tienen en cuenta tanto los ciclos de la luna como los del sol. Gracias a este tipo de calendarios se ha podido medir el tiempo, marcar las estaciones, los meses. En la Edad Media los alquimistas utilizaban la piedra lunar (feldespato) como elemento mágico, creyendo que era una gota de luz de luna solidificada que contenía poderes curativos y protectores.

En la actualidad y desde siempre, la luna se ha caracterizado por llevar consigo un halo de misterio y ha despertado muchos de los mitos y supersticiones que aún hoy en día siguen vigentes. Se le atribuyen numerosas influencias debido a las vibraciones que nos aporta según su fase lunar, ya que dependiendo de en qué fase nos encontremos, su energía puede ayudarnos a mejorar una serie de trabajos u otros.

fases de la luna

En la magia existe como principio básico tener muy en cuenta las fases lunares y las influencias de la luna para potenciar y mejorar la calidad de cualquier ritual. Por tanto, resulta de gran importancia saber utilizar bien el influjo de las propiedades mágicas de la luna para conseguir mejores resultados.

La fase de luna nueva se caracteriza por tener una vibración perturbadora debido a la conjunción que establecen el sol y la luna. Es la fase en la que la luna no se ve desde la tierra y representa aquello que aún no se ha conseguido o no está terminado. Es el momento ideal para hacer rituales de limpieza, de renacimiento de energías, para armonizar, abrir caminos, facilitar los compromisos, renovar trabajos ya hechos, limpiar y consagrar las herramientas de un ritual, para trabajos de crecimiento personal, estudios, ganar juicios… Es aconsejable evitar discusiones, situaciones tensas o tomar decisiones debido a la gran energía que acumula esta luna.

cuarto crecienteLa fase de luna en cuarto creciente es cuando la luna comienza a despertarse en el cielo y puede verse poco a poco su luz en el lado derecho.  Es un momento muy importante para todo lo relacionado con potenciar, mejorar y crear cualquier ritual donde tengamos que propiciar energía positiva, uniones, amarres, endulzamientos, para atraer la buena suerte, hacer ungüentos, perfumes y renovar las energías. La vibración de este tipo de luna aumenta el trabajo mágico y cuanto más cerca nos encontremos de la luna llena, el ritual cogerá más fuerza y potencia. Debemos aprovechar este momento para todos aquellos proyectos que queramos resolver con rapidez, ya que con esta luna se absorbe la energía en mayor cantidad y de manera más rápida. Podemos potenciar con éxito cualquier proyecto que tengamos en mente, pues gozaremos de más claridad y agilidad mental.

Sin duda alguna, el momento mágicoluna llena por excelencia es cuando la luna se encuentra en todo su esplendor y puede verse en su totalidad al encontrarse en su punto máximo de crecimiento. Es la fase conocida como luna llena, y en ella la energía y las fuerzas mágicas de la luna contienen una gran fuerza y nos influyen positivamente a la hora de realizar cualquier ritual para la realización de nuestros deseos de manera radical y rigurosa, para realizar trabajos personales, de protección, para mejorar las relaciones sexuales, evocar espíritus, e incluso rituales en los que necesitemos provocar alegría y felicidad. Nos encontramos en una etapa en la que todo nuestro cuerpo siente la presión gravitatoria de la luna, nos sentimos más sensibles, más receptivos y comunicativos, con lo que emprender nuevas relaciones laborales, personales o sociales nos será muy provechoso.

luna menguanteLa fase de luna conocida como cuarto menguante es aquella en la que la luna va desapareciendo poco a poco en el cielo hasta dar lugar a la luna nueva. La parte iluminada de la luna corresponde con su lado izquierdo. Es la fase ideal para reflexionar sobre nuestra vida, planificar nuevos cambios en ella, para terminar, eliminar, debilitar y hacer desaparecer todo aquello que no queramos, para romper cualquier mal o cualquier tipo de trabajo de magia (brujerías, mal de ojo…), para cortar negatividad, alejar espíritus dañinos o enemigos, para realizar purificaciones, limpias, separaciones… Debemos aprovechar este ciclo para terminar con lo que ya hemos comenzado.

La fase de luna negra es la etapa de la luna eclipse de lunaconocida como el periodo de tiempo comprendido entre un día y medio y tres días y medio antes de la luna nueva. Es un momento en el que se aconseja no realizar ningún tipo de trabajo de magia y descansar o planificar nuevos rituales. Algo parecido sucede cuando nos sorprende un eclipse lunar, ya que la sombra que produce la tierra con respecto a la luna hace que sea nulo cualquier beneficio que ésta pudiera proporcionarnos con su energía.

Pero no sólo la luna nos influye a la hora de realizar rituales mágicos, ya que hay ciertas horas del día que nos pueden aportar unas vibraciones y unas energías muy positivas para beneficiar nuestros trabajos.

En la magia no existe una hora mágica en sí, ya que intentar determinar el momento más idóneo para hacer un ritual depende de muchos factores y sería complicado, pero sí podemos diferenciar las horas pares, adecuadas para rituales de purificación, abre caminos, equilibrio, limpias…, de las horas impares, aconsejables para trabajos en los que queremos conseguir fuerza, poder, éxitos y beneficios materiales. Es importante también tener en cuenta que la energía que se acumula desde que amanece hasta la media tarde suele ser mucho mayor que la acumulada desde que oscurece hasta minutos antes del amanecer, con lo que dependiendo de la franja horaria en la que nos encontremos será más apropiado llevar a cabo una serie de rituales específicos y diferentes.

luna

Aunque es cierto que algunos momentos y factores son más beneficiosos y pueden ayudarnos a potenciar más un ritual, he de decir que no son imprescindibles. Lo primero que debemos tener en cuenta es la necesidad por la que queremos realizar el ritual, y en base a eso, podemos dejarnos llevar por la intención que nos mueve a hacerlo, por nuestra capacidad, conocimientos y deseos.atardecer de luna

“La luna es suficiente para disipar la oscuridad de la noche,

lo que ni siquiera millones de estrellas pueden hacer.”

Bhaktivedānta Swami Prabhupāda (1896-1977)

Líder religioso hinduista

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Es Tiempo…

Es tiempo de vivir, de soñar, de ser feliz… Es tiempo de reservar tiempo para ti.

reloj arena

La vida está llena de quehaceres, de prisas, ruidos, estrés… de un no parar constante. Apenas nos sentamos unos minutos cuando tenemos que volver a la rutina. Nos pasamos gran parte de nuestro día a día diciendo que tenemos que hacer mil cosas y no nos llegan las horas del día para hacer siquiera unas cuantas. Y así van pasando los días, los meses, los años… sin darnos apenas cuenta de que nuestro tiempo va pasando.

Hoy quiero invitaros a reservar unos minutos de nuestro tiempo para cuidarnos a nosotros mismos, para hacer las cosas más sanas de la vida.

Intentemos dedicarle más tiempo a lo que realmente nos hace feliz. Pensemos en nosotros mismos, prioricemos nuestro tiempo y tomemos conciencia de que la vida va pasando y debemos disfrutar de ella.

Dediquemos unos minutos a realizar algunas de esas cosas sencillas que le dan sentido a nuestro mundo y que nos impulsan a seguir adelante. Busca el momento perfecto, párate un segundo, y piensa que siempre se puede encontrar tiempo para todo, piensa que es tiempo de:

  1. Reír. Se dice que la risa es la música del alma, y que gracias a ella aumenta nuestra calidad de vida debido a los grandes beneficios que aporta a nuestra salud. La risa aumenta la autoestima, la creatividad, la imaginación, la confianza en nosotros mismos, facilita la comunicación entre personas, alivia la depresión y el sufrimiento, y elimina el estrés y la energía negativa de nuestro cuerpo. Sonreír nos hace sentir mejor, estar más alegres, y nos ayuda a ser más optimistas y a conseguir nuestros objetivos con más facilidad. Tenemos muchos motivos para sonreír, así que hazlo! Empieza por reírte de ti mismo y sonríele a la vida!sonrie
  2. Saltar, bailar. ¿Te has preguntado últimamente cuánto tiempo hace desde que saltaste o bailaste la última vez? La mayoría de nosotros vamos creciendo y nos vamos olvidando de hacer ciertas cosas que siendo niños nos parecían tan normales y habituales que no parábamos de repetirlas, y aún sin saber cuántos beneficios producen en nuestro cuerpo. Saltar es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares que además de ser práctico, fortalece huesos, músculos y tonifica tu cuerpo. Y bailar hace que te sientas más feliz, con energía, vital, mejora la confianza, la autoestima, la memoria, la flexibilidad, elimina el estrés y la depresión y aumenta la inteligencia. Desafía a tu mente y estimula su conexión con tu cuerpo, sólo tienes que dejarte llevar y sentir sus beneficios.salta
  3. Salir y divertirse. Reservar veinte minutos al día para estar al aire libre cuando hace buen tiempo aumenta la alegría y el buen humor. En ocasiones desconocemos cuánto puede ayudarnos la propia naturaleza, y es que caminar por espacios naturales tiene efectos muy beneficiosos para nuestra salud, contribuye a mejorar el estado anímico en general, la concentración, la memoria, permite recuperar el equilibrio y la armonía que perdemos en el día a día, y nos aporta grandes dosis de vitalidad y energía. Salir y divertirse es necesario, piensa en ello y hazlo, sal y diviértete! Desconecta de las preocupaciones, de las presiones y de todo lo que tienes por hacer. Recupera la capacidad de divertirte y disfruta de todas esas actividades que te gustan, que puedes hacer en muy poco tiempo y que conseguirán que te sientas mucho mejor. Cada paso, por pequeño que sea, puede mejorar nuestra calidad de vida.diviertete
  4. Mantenerse activo y dormir bien. La superación personal que supone llevar a cabo una actividad física de manera regular, aporta grandes beneficios físicos y mentales y nos asegura a su vez un sueño mucho más profundo. Es muy importante descansar bien para poder empezar el día con energía, y el hecho de practicar algún ejercicio físico mejora nuestra memoria, aumenta la autoestima, el optimismo, la relajación, el estado de alerta, el bienestar general, y reduce la depresión, la tensión y el estrés. Anímate a probar sensaciones nuevas, a sentirte más sano, más ágil y más fuerte. Puedes ayudarte a ti mismo en el proceso de ser más feliz cada día.mantenerse en forma
  5. Dedicarle tiempo a los amigos y a la familia. Tenemos mucha suerte de tener con quién compartir nuestro tiempo y nuestra vida, pero a veces vivimos tan deprisa y tan cegados que no nos damos cuenta de que las personas que forman nuestro pequeño mundo necesitan de nosotros. No porque les dediquemos unas horas al día tendremos más trabajo del que ya tenemos, ni terminaremos antes de vaciar la mochila de asuntos pendientes. La vida va pasando, y las personas también. Cuida de quien realmente te importa, de las personas que te despiertan una sonrisa cada día, no dejes que se vayan a la cama pensando que nunca estás. Compartir tu tiempo con ellos es lo más valioso que puedas darles, y ellos al final del camino te lo agradecerán.dedicar tiempo a la familia
  6. Ayudar a alguien. Un simple gesto puede ser suficiente para que una persona sienta esperanza. El secreto de la felicidad reside en dar, más que en recibir, y ser compasivos y generosos con los demás incrementa los niveles de bienestar en todos los ámbitos de la vida, mejora las relaciones con los demás, aumenta la esperanza de vida, la felicidad, la vitalidad, evita la depresión, el estrés, la ansiedad, y hace que tengamos una sensación del tiempo más amplia, por lo que lejos de pensar que perdemos el tiempo intentando ayudar a alguien, estaríamos ganando mucho más que eso.familia
  7. Dar gracias y ser agradecidos. Sentir agradecimiento por todo lo que tienes y todo lo que te ocurre cada día incrementa la satisfacción vital y la integración social. La gratitud tiene un impacto muy positivo en quienes se sienten realmente agradecidos, nos ayuda a ser más positivos, a ser conscientes de todas las cosas buenas que nos pasan a diario, y a vivir en el ahora. A veces no sabemos lo afortunados que somos hasta que alguien o algo nos obliga a recordarlo. Reconoce cada cosa por la que ahora mismo puedes sentirte agradecido y da las gracias por ello.dar gracias
  8. Soñar. Atrévete a soñar, a creer en tus sueños y a hacerlos realidad. Tener un sueño e intentar hacer que se cumpla es una de las motivaciones que más satisfacción nos aporta. Soñar es fácil, es tener una visión perfecta y sin posibilidad de inconvenientes de algo que anhelas. Pero llevar un sueño a la realidad implica algo más que soñar, requiere de sacrificio, de encontrarse con desafíos, con dudas que surgen, es enfrentarse mano a mano con el miedo a equivocarnos que tanto nos acompaña y nos empuja a abandonar. Si tienes un sueño, cree en él, arriesga, libérate de los miedos y lucha para que la fuerza de su magia te impulse a vivirlo en tu propia realidad.sueña
  9. Vivir. Vivir una vida plena e intensa en un presente enfocado en el hoy, en el ahora, en el instante que vivimos y que tan a menudo olvidamos. Pasamos gran parte de nuestro tiempo divagando entre dos estados mentales, el pasado y el futuro. Un pasado que no va a volver por mucho que pensemos en él, por mucho que recordemos, nos aferremos y nos recreemos una y otra vez en momentos que añoramos. Y un futuro que imaginamos y por el que nos preocupamos sin tener certeza alguna de que vaya a ocurrir en algún momento de nuestra vida. Y así se nos van pasando los días, la vida, el tiempo…, preguntándonos cómo ha podido pasar tan rápido. Despierta! Aprende a vivir, aprende a ser consciente de cada momento, y disfruta de cada paso que das y que estás viviendo. Sólo así podrás sentir que la felicidad fluye por cada instante de tu vida.vivir
  10. Elegir ser feliz. Nos pasamos la vida pensando que seremos más felices cuando sucedan una serie de acontecimientos, pensando que llegará el momento perfecto para hacer ciertas cosas y que tendremos tiempo de sobra para todo eso. Nos sentamos en el sillón de la paciencia y esperamos a que todo lo que deseamos ocurra como por arte de magia, y no nos percatamos de que la vida va pasando y que debemos tomar una decisión firme y constante cada día. La decisión de elegir ser feliz. Debemos crear un hábito de esa elección y hacer pequeñas modificaciones en nuestro estilo de vida que nos permitan ser más felices. No vivas la vida que los demás tienen planeada para ti, deja atrás viejas costumbres y pensamientos que lejos de hacerte feliz, condicionan tu vida. Tener sentimientos de felicidad, paz y plenitud, nos hace sentir más optimistas, sociables, enérgicos, nos ayuda a tener más confianza en nosotros mismos y a triunfar en todos los aspectos de la vida. Si eres feliz cada día, si trabajas y luchas por serlo, el universo te ayudará para que todo lo que desees llegue a ti.  elige ser feliz

    reloj tiempo

    “Un día despertarás y descubrirás que no tienes más tiempo para hacer lo que soñabas.

    El momento es ahora. Actúa.”

    Paulo Coelho (1947)

    Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Hierbas, plantas y raíces mágicas

artemisa planta

Muchas han sido las semillas, flores, raíces, resinas, hierbas, plantas y frutas, las que han sido utilizadas a lo largo de la historia por chamanes, magos, brujas o médicos con intención de obtener las propiedades que poseían para llevar a cabo gran cantidad de fines benéficos.

Podríamos decir que los conocimientos que se han ido recogiendo a lo largo de los siglos se siguen utilizando hoy en día en la medicina moderna, y entre ellos podemos encontrar un sinfín de remedios naturales que nos alivien, tisanas curativas, amuletos, perfumes, aceites, e incluso cremas de belleza.

Es imprescindible ser conscientes de que las plantas, raíces, flores y todos sus derivados, son elementos de la naturaleza y como tales forman parte de la energía universal. Debemos respetarlas y cuidarlas como seres vivos que son, y ellas mismas nos lo agradecerán prestándonos sus propiedades y cargando el entorno de energías positivas.

Lo ideal sería cultivar nuestras propias hierbas o recogerlas recolectar plantasdel medio donde se desarrollen que esté más cercano a nosotros, pero si no es posible, cuando consigamos cualquiera de estas plantas debemos cuidarlas con cariño y respeto.

A continuación resaltaré las propiedades de las plantas más usadas en la magia, y aunque algunas de ellas también poseen propiedades medicinales, me centraré únicamente en el uso mágico de las mismas.

Abedul:   indicada para purificar, atraer protección y suerte, repeler la energía negativa, relajación y obtener el perdón de alguien. Hay quienes colgaban una cinta roja alrededor del tronco para librarse del mal de ojo, y se dice que algunas brujas hacían sus escobas con ramitas de abedul.

Abre caminos: abre puertas en nuestra vida, aleja obstáculos y atrae oportunidades beneficiosas.

Acacia: protección, atrae el dinero y el amor.

Acebo de mar: atrae la felicidad duradera en el matrimonio.

Agrimonia: protege en juicios y pleitos, ayuda a progresar en cualquier asunto y conseguir justicia.

Aguacate: aumenta la vitalidad, el deseo sexual y ensalza la belleza. Muy utilizado para realizar varitas mágicas de poder, siendo éstas consideradas como poderosos instrumentos mágicos.

Ajenjo: se utiliza mezclado con sándalo para hacer invocaciones de espíritus. Indicado para atraer el amor y el sexo. Quemado en forma de incienso aumenta los poderes psíquicos, y colocado en un automóvil protege de accidentes.

plantas magicas

Ajo: indicado para purificar y proteger. Ayuda a tener más energía física y mejor salud, ya que aún hoy en día se emplea para absorber algunas enfermedades frotando con ajo la zona del cuerpo afectada.

Ajo macho: para limpiar, purificar y proteger. Protege las casas nuevas, evita la intrusión del mal, mantiene alejados a los ladrones. Colocado bajo la almohada de un niño lo protege mientras duerme y colgado detrás de la puerta de la casa repele a las personas envidiosas. El ajo constituía una prueba precisa para distinguir una bruja buena de una mala, debido a sus potentes propiedades contra la brujería, los hechizos y las maldiciones de las brujas malvadas.

Ajonjolí o sésamo: atrae alegría y positividad, y es usado para superar dificultades con serenidad y para la fertilidad.

Albahaca: considerada desde la antigüedad como la planta por excelencia para mantener alejada la mala suerte, era muy utilizada por las brujas en casi todos sus rituales. Como regalo atrae buena suerte al hogar y llevándola en el bolsillo, riqueza. Es utilizada para mantener una buena relación amorosa, atraer clientes colocando unas hojas en el marco de la puerta de un negocio, proteger el espacio donde se esparce por el suelo, y contrarrestar trabajos de magia, maldiciones, y sortilegios.  Es el máximo símbolo de la buena suerte.

plantas en casaAlcanfor: libera y limpia lugares, protege contra accidentes, induce a sueños proféticos y aumenta el deseo sexual.

Almendra: atrae sabiduría, suerte y fortuna, abre puertas de planos más elevados, e induce a la elevación espiritual y mental. Utilizada en rituales para obtener prosperidad y dinero.

Aloe: protege de malas influencias, previene de accidentes en casa, atrae suerte al hogar y contrarresta la envidia.

Ámbar (resina): buen protector de negatividad, atrae buena suerte y magnetismo en el amor.

Anís: atrae la suerte en juegos de azar, es indicado para proteger y purificar personas y lugares, así como para la meditación y la invocación de espíritus. Colocar hojas verdes de anís en una habitación ahuyenta el mal, e incluso en ocasiones se colocan alrededor del círculo mágico para protegernos de los malos espíritus. Colgada en el cabecero de la cama devuelve la juventud perdida. También usada en baños de purificación con hojas de laurel.

Anís estrellado: atrae el amor y favorece las relaciones amorosas. Llevada como talismán aumenta las fuerzas psíquicas, y aleja las fuerzas malignas y el mal de ojo.

anis estrelladoanis estrellado en cucharaanis

Angélica: ayuda a conseguir equilibrio, anula la negatividad y es utilizada para limpiezas. Denominada también “hierba de los ángeles”, la forma de paraguas de sus flores simbolizan la protección total contra enfermedades, maleficios y mala suerte.

Artemisa: esta planta pertenece al grupo de plantas de San Juan y además de tener propiedades proféticas, aumenta la fertilidad y el deseo sexual, mantiene alejados a los espíritus del bajo astral de las casas, habitaciones o edificios. Es indicada para limpiezas de lugares y objetos, recobrar fuerzas, y actúa como amuleto de protección en viajes y vacaciones.

Benjuí: borra los pensamientos negativos, aumenta la prosperidad y es buen purificador. Quemar incienso de benjuí, canela y albahaca ayuda a atraer clientes a un negocio.

Calabaza: llevada en la cartera o el bolsillo aleja el mal, colgada en la puerta principal aporta protección, y las semillas secas ahuyentan a espíritus malignos. Si cortamos una calabaza seca por la parte superior y la llenamos de agua sirve como bola de cristal.

Canela: quemada como incienso estimula el amor en la pareja y los poderes psíquicos, produce vibraciones protectoras, atrae el amor a nuestra vida, favorece la obtención de dinero y la curación, y nos ayuda a tener un mejor bienestar interior y económico, a ser más tolerantes, a curar la anorexia, la impotencia, la debilidad y la gripe.

Cardamomo: aclara la mente y despierta el deseo sexual y el apetito. Añadir semillas a un vino caliente nos proporciona una rápida poción de deseo sexual. Suele añadirse en inciensos y saquitos de amor.hierbas provenzales

Cardo santo: atrae oportunidades económicas favorables.

Clavo: indicado para dominios, liberación, purificación del lugar, protección y atracción del dinero. Quemar clavo como incienso impide que los demás hablen a tus espaldas, atrae riquezas, genera vibraciones espirituales y elimina fuerzas negativas.

Coco: estimula la creatividad y el buen humor, ayuda a abrir caminos y conseguir fertilidad. Suele usarse en rituales protectores, por ejemplo, si lo partimos por la mitad, lo cerramos herméticamente y lo enterramos habiéndolo llenado de hierbas protectoras adecuadas, conseguiremos proteger el hogar o la propiedad.

Comino: llevado consigo proporciona paz mental. Es usado para fertilidad, evitar el robo de cualquier objeto, protección si se quema como incienso, y aleja el mal si se esparce por el suelo con sal.

Diente de león: atrae buenas cosas a la familia y a la casa.

Ébano: protege de entidades negativas y atrae entidades positivas que puedan protegernos.

Espliego: aumenta la positividad y aumenta nuestro carisma.

Eucalipto: neutraliza las energías negativas, favorece la concentración, el bienestar, el buen estado de salud, elimina la depresión y la nostalgia. Sus hojas pueden llevarse como protección y colocadas bajo la almohada previene posibles resfriados.

Hierba buena: atrae el dinero, protege en los viajes y provoca el deseo sexual.  Desde muy antiguo se usaba esta planta para pociones y mezclas curativas, de hecho, se dice que un remedio para hacer frente a los dolores de cabeza consiste en frotar hojas verdes de hierba buena por la cabeza. También es usada en rituales para atraer dinero y prosperidad, como por ejemplo, llevar unas cuantas hojas en la cartera. Suele tenerse en casa como planta de protección.

Herbs_Paul_deBois_180512_PDB_18_5_12_0456.jpg

 Hierbaluisa: ayuda a la relajación, purificar ambientes y evitar engaños. Es una de las plantas que no debía faltar en casa de una bruja y para mantener la armonía y librarse de maleficios, colgaban ramitas de esta planta en el techo.

Hierba mora: aleja la negatividad, anula a los espíritus y se utiliza en limpiezas. Muy recomendable su recogida durante la noche de San Juan.

Hinojo: atrae dinero y fortuna.

Helecho: colocado en el umbral de la puerta o el interior de la casa, aporta protección debido a sus grandes propiedades protectoras. Quemado en campo abierto origina lluvia y el humo aleja a las serpientes. Se suele llevar helecho macho para atraer buena suerte.

Jengibre: atrae la buena suerte, aumenta la confianza y aleja las malas intenciones de alguien.

Laurel: planta solar símbolo de la victoria, era muy conocida como talismán para repeler el mal, la negatividad y la envidia de personas y lugares. Considerada como hierba de protección y purificación por excelencia, es indicada para conseguir éxito profesional y material, proteger y purificar. Utilizada en pociones de sabiduría y clarividencia, induce sueños proféticos coloca debajo de la almohada, produce visiones al quemarla, y si la mezclamos y la quemamos con sándalo ayuda a deshacer maldiciones y encantamientos.

Lavanda: atrae el éxito y la buena suerte, aleja negatividades, equilibra nuestras energías y calma el dolor de cabeza y el estrés.

lavandabowl of lavender bath salt - beauty treatment

Mandrágora: indicada para endulzamientos, amarres y atraer a la persona amada, es considerada desde la antigüedad como un potente afrodisíaco.

Manzanilla: para obtener inspiración, evitar peleas y conflictos.

Mejorana: protege llevada como amuleto, alivia la depresión, y es utilizada en rituales de amor y añadiéndola a las comidas para fortalecerlo.

Menta: muy usada durante mucho tiempo en rituales de purificación y curación, aumenta las vibraciones del lugar donde se encuentre, y purifica del mal y fuerzas negativas el hogar.

Mirra: al ser quemada como incienso purifica lugares y personas, aporta paz y aleja la negatividad. Aumenta el poder de cualquier otro incienso al que se añada, y su humo es muy bueno para purificar, bendecir y consagrar amuletos y herramientas mágicas.

Perejil: atrae el amor, el sexo y el dinero.

Romero: el aroma de romero emite poderosas vibraciones.  Constituye uno de los inciensos más antiguos, usado para limpiar y purificar los lugares de fuerzas negativas antes de realizar cualquier trabajo de magia, y en rituales de amor, deseo sexual y otras mezclas. Colocado bajo la almohada ayuda a no tener pesadillas y colgado en la entrada de la casa evita la llegada de ladrones.

Ruda: al igual que otras, es una de las plantas que se ponen a macerar en el agua la noche de San Juan. Aleja la negatividad y quita el mal de ojo. Colocada en la puerta actúa como protectora, si frotamos flores secas contra el suelo devuelve cualquier hechizo que nos hayan enviado y añadida al baño rompe cualquier tipo de maldición.

planta ruda

Salvia: empleada en rituales de dinero, curación y deseos.

Trébol: atrae el éxito y la buena suerte. El trébol de tres hojas actúa como amuleto protector, el de cuatro hojas aumenta los poderes psíquicos y el de cinco atrae el dinero. El trébol blanco se utiliza contra los hechizos y salpicar una infusión de trébol rojo elimina espíritus negativos.

Verbena: muy indicada para rituales de amor y protección, ahuyenta a los malos espíritus, calma emociones, y atrae buena fortuna.

Algunas plantas necesitan tener una recogida especial para que la fuerza de sus propiedades aumente, puede ser en un día concreto o una noche de luna determinada. Por ejemplo, si cortamos la planta en un día con la luna en cuarto creciente aumentará el magnetismo de lo que cortemos y la misma planta renacerá más rápidamente.

Una vez recolectadas, lo ideal es colocarlas boca abajo en un lugar oscuro para dejarlas secar durante 7 ó 15 días, tiempo suficiente para que hayan concentrado más salvia, energía y fuerza.

hierbas colgadaslavanda seca

Las propiedades mágicas de estas plantas pueden ayudarnos a conocernos mejor e incluso a mejorar nuestra vida. Todos somos elementos de la naturaleza y estamos conectados a este universo, si conseguimos conectar con la esencia de las plantas, ellas mismas nos ayudarán y nos proporcionarán todo lo que necesitamos para ser un poco más felices.

recogida de plantas

 “No juzgues cada día por la cosecha que recoges,

sino por las semillas que plantas.”

Robert Louis Stevenson (1850-1894)

Novelista, poeta y ensayista escocés.

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.