Ritual de protección personal

El siguiente es un ritual muy sencillo que podemos hacer en cualquier momento, bien porque notemos que nos han enviado energías negativas o bien como medida de protección después de haber realizado alguna limpieza, para evitar que nos sigan enviando ese tipo de energía. En cualquier caso, es un buen ritual para empezar el año con vibraciones nuevas y positivas.

En primer lugar, podemos coger una fotografía de la persona a quien queremos proteger y escribimos su nombre por detrás, o escribimos en un trocito de papel su nombre completo.

Colocamos la fotografia o el papel en el centro de un plato blanco de cerámica. Sobre ello, colocaremos tres dientes de ajo en formar piramidal y añadiremos encima de los ajos tres hojas de albahaca, dejando así todo el interior bien tapado.

Justo encima colocamos tres ramitas de ruda siguiendo el mismo orden piramidal. Colocamos por encima de la ruda pétalos de una flor blanca, de manera que toda la parte central quede muy bien tapada y protegida.

Para finalizar, haremos tres círculos de sal gruesa rodeando todo lo que hay en el interior del plato, y lo haremos rezando un Padrenuestro por cada círculo que hagamos.

Por último, debemos colocar el plato en un lugar alto donde nadie pueda verlo. Dependiendo de la energía negativa que esté soportando la persona, durará más tiempo el ritual o no. Aproximadamente suele cambiarse a los 30 días, y será el ajo el que nos vaya indicando con su descomposición la cantidad de energía negativa que va quitando de la persona.

Espero que lo probéis! Es un ritual muy sencillo al alcance de todos 🙂 Si tenéis alguna pregunta no dudéis en consultarme.

Muchísimas gracias por vuestro tiempo! 🙂

 

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *