El péndulo mágico: cómo usarlo

El péndulo forma parte de uno de los instrumentos más utilizados en la magia cuando se trata de buscar orientación, claridad y ayuda a la hora de encontrar respuestas a las preguntas que nos puedan surgir.

Trabajar la radiestesia con un péndulo no supone ningún riesgo, pero sí debemos tener muy en cuenta que no podemos depender de él para tomar nuestras propias decisiones.

Lo más recomendable es que las consultas se hagan para obtener alguna confirmación, o como medio de ayuda a la hora de tomar decisiones, pero sin la necesidad que conlleva el hecho de depender de él, ya que supondría perder nuestra capacidad de juzgar las situaciones por muy fáciles o complejas que sean.

Cuando realizamos una sesión radiestésica con un péndulo debemos ser conscientes de cuál es nuestro estado de ánimo, nuestro estado de salud físico y nuestra postura. Es aconsejable que nos mantengamos relajados y en armonía para no influir en los resultados, por lo que debemos asegurarnos de  mantener un estado anímico claro y estar emocional y físicamente conectados. Igualmente, si existe un fuerte vínculo emocional con el asunto en cuestión, es muy probable que no se reciba una información clara y precisa.

Al adquirir un péndulo nuevo o por primera vez, es de suma importancia limpiarlo energéticamente, y una vez limpio, debemos conectarnos con él.

Existen diversos métodos para conectar con nuestro péndulo, pero principalmente, debes concentrarte y procurar no pensar en nada.  Sosteniéndolo con una mano, puedes hablar con tu péndulo y pedirle que genere sus primeras oscilaciones, que te muestre tu y tu no personalizado. Llegado a un acuerdo, toma nota y ten en cuenta que muy rara vez cambiará su o su no. Por otro lado, el hecho de que el péndulo sólo tenga un usuario hace que funcione más eficientemente al reconocer la energía de la persona.

Personalmente he usado mi péndulo para ver posibles bloqueos en los chakras, para encontrar respuestas a preguntas de o no, para buscar objetos perdidos, y para localizar desequilibrios energéticos en algún lugar.

Cuando recibes una respuesta, es muy importante confiar en ella, de lo contrario, al generarse dudas, los resultados podrían resultar confusos y poco precisos. En cambio, en aquellos momentos en los que no se obtiene una respuesta clara, es mejor pasar a otra pregunta o incluso dejarlo para otro momento.

Hacer la pregunta correcta, tener claro lo que deseamos saber, nos asegurará una respuesta precisa. Sin embargo, existen una serie de preguntas que debemos intentar evitar. En la medida de lo posible, las preguntas deben ser ética y moralmente justificables.

Una vez terminada la sesión, guarda el péndulo en lugar seguro.

Recuerda usar el péndulo con respeto, precaución y discernimiento. El péndulo canaliza nuestro inconsciente y nos ayuda a contactar con nuestra sabiduría interior.

Espero de corazón haberos ayudado y haber despertado en cada uno de vosotros la magia del péndulo. Os animo a explorar y a divertíos experimentando con vuestro propio péndulo.

“Si quieres vivir una vida feliz, átala a una meta,

no a una persona o a un objeto.”

Albert Einstein

Físico alemán (1879-1955)

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *