Ritual de protección con amuletos: el Ojo Turco

Las protecciones pueden ayudarnos mucho en momentos y situaciones difíciles en las que nos podamos sentir un poco más indefensos.

Hoy vamos a preparar un ritual con el que podremos entrar el año próximo protegiendo nuestro hogar, nuestro negocio o incluso nuestro coche, y para ello utilizaremos como amuleto un ojo turco.

El conocido como ojo turco, ojo azul, o nazar boncuk, es uno de los amuletos más utilizados para combatir la mala influencia, la energía negativa, la envidia, el resentimiento, los malos deseos y especialmente, el tradicional mal de ojo procedente de los celos, la envidia y la capacidad que poseen algunas personas para hacer daño a otras con el simple poder de su mirada.

Procedente de Turquía, su tradición se remonta a tiempos del antiguo Egipto, en los que se creía que los sentimientos de las personas eran proyectados a través de los ojos, transmitiendo así todo tipo de energía hacia los demás. Es menos conocido su uso para otros propósitos, pero también podemos encontrarlo como objeto de buena suerte y bendiciones de éxito.

El ojo turco constituye uno de los principales amuletos protectores de muchas casas, ya que rompe de manera sencilla y eficaz con los malos sentimientos que pueda tenernos una persona, desviando la dirección de su atención y su concentración hacia el amuleto en sí, y no hacia lo que realmente quiere prestar su atención.

Para su elaboración, se realiza una serie de círculos concéntricos de manera manual en cristales de colores con forma de gota plana. El ojo turco más popular es de color azul, pero también podemos encontrarlos de colores blanco, amarillo, morado, verde, y rojo, que  suele atraer la buena fortuna y la suerte. En ocasiones aparece como adorno de otros símbolos o amuletos como por ejemplo en la mano de Fátima.

Para realizar nuestro ritual, tomaremos un vaso con agua y le añadiremos hojas de ruda cortada y seca, dejando el vaso así durante un día completo.

Recordar que la ruda es una planta con propiedades esenciales para alejar la negatividad. Podéis ver un poco más sobre ella en este enlace que publiqué anteriormente:  https://goo.gl/89zSQT

Al día siguiente, retiramos las hojas de ruda y colamos el agua para usarla en la limpieza del ojo turco de cristal.

Antes de la media noche, pasaremos una cinta de raso azul o blanca por el orificio del objeto y colocaremos una ramita de romero mientras lo anudamos con tres nudos, quedando así la ramita sellada con la cinta.

Para finalizar, podemos colgar el ojo turco cerca de la entrada principal de la casa o negocio, o frente a las puertas que den acceso al exterior; y en el interior del coche. Así nos aseguraremos por lo menos de tener todo protegido. Nunca se sabe realmente los sentimientos que los demás puedan tener hacia nuestras cosas, y ésta es una sencilla manera de proteger nuestro ambiente y lo que nos rodea. Hoy en día podemos encontrar infinidad de abalorios y complementos de moda de ojo turco en pulseras, collares, tobilleras e incluso en tatuajes para poder llevar el amuleto en el cuerpo.

Lo importante de este ritual es saber que el ojo turco como amuleto protector puede ayudarnos a desviar las malas intenciones que los demás puedan tener hacia nosotros, y para que actúe correctamente y nos mantenga alejados de cualquier posible daño, ya sea en forma de malos pensamientos, malas vibraciones o energía negativa, debemos ritualizarlo. En caso de que por cualquier motivo se pudiera deteriorar, romper o agrietar, debemos sustituido por otro, pues éste en concreto ya habrá cumplido su misión de protegernos.

“Quienes aman abren el ojo que ve lo invisible,

los demás mueren ciegos y sordos.”

Rumi (1207-1273)

Poeta místico musulmán.

 

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Muérdago: Planta Mágica

muerdago

El muérdago es una planta que crece fundamentalmente en las ramas de los árboles, siendo su origen más común las ramas de encinas, pinos y robles.

El conocimiento de dicha planta ha ido sobreviviendo y resistiéndose al paso de los siglos, habiendo sido considerada desde siempre como una planta medicinal sagrada a la que veneraban.
Los antiguos druidas de la cultura céltica tradicional llevaban a cabo curiosas e interesantes ceremonias para la recolección de esta planta.  Para ellos no había nada más sagrado que el muérdago y el árbol que lo sostenía, especialmente si era un roble, ya que éste era un fenómeno poco común y cuando se encontraba hacían de la recolección una gran ceremonia que estaba fuertemente relacionada con los dioses y la inmortalidad. 

Se le atribuía el poder de protegerse de los rayos, de la maldad, y de curar heridas mágicamente. Era usada para tratar algunas enfermedades y para ayudar a las mujeres a la concepción. Hoy en día sus virtudes suelen ser más medicinales que sagradas por sus propiedades cardiotónicas, hipotensoras y antiespasmódicas.

El muérdago era una de las plantas mágicas por excelencia, y sobre ella recaen muchas de las leyendas misteriosas que aún en la actualidad siguen viviendo entre nosotros.

muérdago de pinomuérdago

La leyenda de dar un beso a la persona amada debajo de un muérdago nació del dios de la luz, la belleza y la inocencia, Balder.  Era el dios más venera­do por los humanos y el hijo predilecto de Odin y de Frigg. Herido y muerto por una flecha de muérdago, su amada no pudo soportar la pena y lloró hasta el último aliento. Los dioses entristecidos decretaron que cada vez que una pareja enamorada se besara bajo una rama de muérdago conseguirían un amor eterno.

Hoy en día, las parejas que se dan un beso debajo del muérdago el día de Nochebuena se dice que tendrán buena suerte y su amor será eterno.

beso bajo un muérdago

A esta planta mágica se le atribuyen además muchas otras tradiciones y rituales en los que se celebra el poder que posee el muérdago sobre el amor.

Por otro lado, debemos tener en cuenta la diferencia que existe entre el muérdago y el acebo, siendo este último una especie protegida en Europa debido a su escasez y al que también se le atribuye algunas  propiedades mágicas.

Para los celtas el acebo era un pequeño arbusto sagrado con porte piramidal, bonitos y llamativos frutos rojos, y hojas  espinosas de color verde oscuro. Principalmente utilizaban esta planta en el solsticio de invierno para atraer suerte y prosperidad.

aceboacebo helado

El acebo protege del rayo, del veneno y de los malos espíritus. Se utiliza en tratamientos de esencias para calmar los celos, el rencor y los deseos de venganza.

Protege la casa si se planta alrededor de la misma, ya que sus espinas alejan los factores negativos y los malos espíritus. Suele llevarse para aumentar la buena suerte en los hombres, y es usada en los rituales para reforzarlos y hacerlos duraderos en el tiempo.

Es una de las plantas más utilizadas en la tradición céltica y el adorno navideño perfecto para decorar las casas en estas fechas junto con el clásico árbol de Navidad y la flor de Pascua.

corona de aceboacebo en árbol

Tradicionalmente, se conoce al muérdago como una de las plantas protectoras contra todo hechizo negativo. Símbolo de paz y poderoso amuleto protector, al igual que el acebo, también se utilizaba para confeccionar guirnaldas que adornaban las puertas de las casas, pero en esta ocasión, con la finalidad de proteger a los que habitaban en ellas de espíritus maléficos, brujas y demonios. También ayudaba a evitar visitas indeseadas.

Es una planta que protege ante todo tipo de circunstancia y previene de las fuerzas malignas. Sus venenosas bayas se emplean para realizar hechizos de amor. Se dice que colocar un saquito de ramitas y hojas puestas bajo la almohada ayuda a conciliar el sueño y evitar las pesadillas. Para eliminar y alejar las vibraciones negativas y el mal de una casa, sería necesario quemar ramitas y hojas de muérdago y pasar el humo desde el interior de la casa hacia fuera.

muérdago en navidadritual muérdago

La ramita de muérdago debe ser regalada, ya que este acto refuerza su poder de protección sobre la persona que lo recibe. Se debe colocar en la puerta de entrada de la casa para atraer buena salud y buena suerte. Antes de que finalice el año, antes de la Nochebuena siguiente, debemos quemarlo y sustituirlo por uno nuevo.

No te quedes sin tus plantas mágicas estas Navidades y adorna tu casa a la vez que te proteges!

mágica navidad

“No existe la Navidad ideal, solo la Navidad que usted decida crear

como reflejo de sus valores, deseos, queridos y tradiciones

Bill McKibben (1960)

Medioambientalista estadounidense.

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.