Hierbas, plantas y raíces mágicas

artemisa planta

Muchas han sido las semillas, flores, raíces, resinas, hierbas, plantas y frutas, las que han sido utilizadas a lo largo de la historia por chamanes, magos, brujas o médicos con intención de obtener las propiedades que poseían para llevar a cabo gran cantidad de fines benéficos.

Podríamos decir que los conocimientos que se han ido recogiendo a lo largo de los siglos se siguen utilizando hoy en día en la medicina moderna, y entre ellos podemos encontrar un sinfín de remedios naturales que nos alivien, tisanas curativas, amuletos, perfumes, aceites, e incluso cremas de belleza.

Es imprescindible ser conscientes de que las plantas, raíces, flores y todos sus derivados, son elementos de la naturaleza y como tales forman parte de la energía universal. Debemos respetarlas y cuidarlas como seres vivos que son, y ellas mismas nos lo agradecerán prestándonos sus propiedades y cargando el entorno de energías positivas.

Lo ideal sería cultivar nuestras propias hierbas o recogerlas recolectar plantasdel medio donde se desarrollen que esté más cercano a nosotros, pero si no es posible, cuando consigamos cualquiera de estas plantas debemos cuidarlas con cariño y respeto.

A continuación resaltaré las propiedades de las plantas más usadas en la magia, y aunque algunas de ellas también poseen propiedades medicinales, me centraré únicamente en el uso mágico de las mismas.

Abedul:   indicada para purificar, atraer protección y suerte, repeler la energía negativa, relajación y obtener el perdón de alguien. Hay quienes colgaban una cinta roja alrededor del tronco para librarse del mal de ojo, y se dice que algunas brujas hacían sus escobas con ramitas de abedul.

Abre caminos: abre puertas en nuestra vida, aleja obstáculos y atrae oportunidades beneficiosas.

Acacia: protección, atrae el dinero y el amor.

Acebo de mar: atrae la felicidad duradera en el matrimonio.

Agrimonia: protege en juicios y pleitos, ayuda a progresar en cualquier asunto y conseguir justicia.

Aguacate: aumenta la vitalidad, el deseo sexual y ensalza la belleza. Muy utilizado para realizar varitas mágicas de poder, siendo éstas consideradas como poderosos instrumentos mágicos.

Ajenjo: se utiliza mezclado con sándalo para hacer invocaciones de espíritus. Indicado para atraer el amor y el sexo. Quemado en forma de incienso aumenta los poderes psíquicos, y colocado en un automóvil protege de accidentes.

plantas magicas

Ajo: indicado para purificar y proteger. Ayuda a tener más energía física y mejor salud, ya que aún hoy en día se emplea para absorber algunas enfermedades frotando con ajo la zona del cuerpo afectada.

Ajo macho: para limpiar, purificar y proteger. Protege las casas nuevas, evita la intrusión del mal, mantiene alejados a los ladrones. Colocado bajo la almohada de un niño lo protege mientras duerme y colgado detrás de la puerta de la casa repele a las personas envidiosas. El ajo constituía una prueba precisa para distinguir una bruja buena de una mala, debido a sus potentes propiedades contra la brujería, los hechizos y las maldiciones de las brujas malvadas.

Ajonjolí o sésamo: atrae alegría y positividad, y es usado para superar dificultades con serenidad y para la fertilidad.

Albahaca: considerada desde la antigüedad como la planta por excelencia para mantener alejada la mala suerte, era muy utilizada por las brujas en casi todos sus rituales. Como regalo atrae buena suerte al hogar y llevándola en el bolsillo, riqueza. Es utilizada para mantener una buena relación amorosa, atraer clientes colocando unas hojas en el marco de la puerta de un negocio, proteger el espacio donde se esparce por el suelo, y contrarrestar trabajos de magia, maldiciones, y sortilegios.  Es el máximo símbolo de la buena suerte.

plantas en casaAlcanfor: libera y limpia lugares, protege contra accidentes, induce a sueños proféticos y aumenta el deseo sexual.

Almendra: atrae sabiduría, suerte y fortuna, abre puertas de planos más elevados, e induce a la elevación espiritual y mental. Utilizada en rituales para obtener prosperidad y dinero.

Aloe: protege de malas influencias, previene de accidentes en casa, atrae suerte al hogar y contrarresta la envidia.

Ámbar (resina): buen protector de negatividad, atrae buena suerte y magnetismo en el amor.

Anís: atrae la suerte en juegos de azar, es indicado para proteger y purificar personas y lugares, así como para la meditación y la invocación de espíritus. Colocar hojas verdes de anís en una habitación ahuyenta el mal, e incluso en ocasiones se colocan alrededor del círculo mágico para protegernos de los malos espíritus. Colgada en el cabecero de la cama devuelve la juventud perdida. También usada en baños de purificación con hojas de laurel.

Anís estrellado: atrae el amor y favorece las relaciones amorosas. Llevada como talismán aumenta las fuerzas psíquicas, y aleja las fuerzas malignas y el mal de ojo.

anis estrelladoanis estrellado en cucharaanis

Angélica: ayuda a conseguir equilibrio, anula la negatividad y es utilizada para limpiezas. Denominada también “hierba de los ángeles”, la forma de paraguas de sus flores simbolizan la protección total contra enfermedades, maleficios y mala suerte.

Artemisa: esta planta pertenece al grupo de plantas de San Juan y además de tener propiedades proféticas, aumenta la fertilidad y el deseo sexual, mantiene alejados a los espíritus del bajo astral de las casas, habitaciones o edificios. Es indicada para limpiezas de lugares y objetos, recobrar fuerzas, y actúa como amuleto de protección en viajes y vacaciones.

Benjuí: borra los pensamientos negativos, aumenta la prosperidad y es buen purificador. Quemar incienso de benjuí, canela y albahaca ayuda a atraer clientes a un negocio.

Calabaza: llevada en la cartera o el bolsillo aleja el mal, colgada en la puerta principal aporta protección, y las semillas secas ahuyentan a espíritus malignos. Si cortamos una calabaza seca por la parte superior y la llenamos de agua sirve como bola de cristal.

Canela: quemada como incienso estimula el amor en la pareja y los poderes psíquicos, produce vibraciones protectoras, atrae el amor a nuestra vida, favorece la obtención de dinero y la curación, y nos ayuda a tener un mejor bienestar interior y económico, a ser más tolerantes, a curar la anorexia, la impotencia, la debilidad y la gripe.

Cardamomo: aclara la mente y despierta el deseo sexual y el apetito. Añadir semillas a un vino caliente nos proporciona una rápida poción de deseo sexual. Suele añadirse en inciensos y saquitos de amor.hierbas provenzales

Cardo santo: atrae oportunidades económicas favorables.

Clavo: indicado para dominios, liberación, purificación del lugar, protección y atracción del dinero. Quemar clavo como incienso impide que los demás hablen a tus espaldas, atrae riquezas, genera vibraciones espirituales y elimina fuerzas negativas.

Coco: estimula la creatividad y el buen humor, ayuda a abrir caminos y conseguir fertilidad. Suele usarse en rituales protectores, por ejemplo, si lo partimos por la mitad, lo cerramos herméticamente y lo enterramos habiéndolo llenado de hierbas protectoras adecuadas, conseguiremos proteger el hogar o la propiedad.

Comino: llevado consigo proporciona paz mental. Es usado para fertilidad, evitar el robo de cualquier objeto, protección si se quema como incienso, y aleja el mal si se esparce por el suelo con sal.

Diente de león: atrae buenas cosas a la familia y a la casa.

Ébano: protege de entidades negativas y atrae entidades positivas que puedan protegernos.

Espliego: aumenta la positividad y aumenta nuestro carisma.

Eucalipto: neutraliza las energías negativas, favorece la concentración, el bienestar, el buen estado de salud, elimina la depresión y la nostalgia. Sus hojas pueden llevarse como protección y colocadas bajo la almohada previene posibles resfriados.

Hierba buena: atrae el dinero, protege en los viajes y provoca el deseo sexual.  Desde muy antiguo se usaba esta planta para pociones y mezclas curativas, de hecho, se dice que un remedio para hacer frente a los dolores de cabeza consiste en frotar hojas verdes de hierba buena por la cabeza. También es usada en rituales para atraer dinero y prosperidad, como por ejemplo, llevar unas cuantas hojas en la cartera. Suele tenerse en casa como planta de protección.

Herbs_Paul_deBois_180512_PDB_18_5_12_0456.jpg

 Hierbaluisa: ayuda a la relajación, purificar ambientes y evitar engaños. Es una de las plantas que no debía faltar en casa de una bruja y para mantener la armonía y librarse de maleficios, colgaban ramitas de esta planta en el techo.

Hierba mora: aleja la negatividad, anula a los espíritus y se utiliza en limpiezas. Muy recomendable su recogida durante la noche de San Juan.

Hinojo: atrae dinero y fortuna.

Helecho: colocado en el umbral de la puerta o el interior de la casa, aporta protección debido a sus grandes propiedades protectoras. Quemado en campo abierto origina lluvia y el humo aleja a las serpientes. Se suele llevar helecho macho para atraer buena suerte.

Jengibre: atrae la buena suerte, aumenta la confianza y aleja las malas intenciones de alguien.

Laurel: planta solar símbolo de la victoria, era muy conocida como talismán para repeler el mal, la negatividad y la envidia de personas y lugares. Considerada como hierba de protección y purificación por excelencia, es indicada para conseguir éxito profesional y material, proteger y purificar. Utilizada en pociones de sabiduría y clarividencia, induce sueños proféticos coloca debajo de la almohada, produce visiones al quemarla, y si la mezclamos y la quemamos con sándalo ayuda a deshacer maldiciones y encantamientos.

Lavanda: atrae el éxito y la buena suerte, aleja negatividades, equilibra nuestras energías y calma el dolor de cabeza y el estrés.

lavandabowl of lavender bath salt - beauty treatment

Mandrágora: indicada para endulzamientos, amarres y atraer a la persona amada, es considerada desde la antigüedad como un potente afrodisíaco.

Manzanilla: para obtener inspiración, evitar peleas y conflictos.

Mejorana: protege llevada como amuleto, alivia la depresión, y es utilizada en rituales de amor y añadiéndola a las comidas para fortalecerlo.

Menta: muy usada durante mucho tiempo en rituales de purificación y curación, aumenta las vibraciones del lugar donde se encuentre, y purifica del mal y fuerzas negativas el hogar.

Mirra: al ser quemada como incienso purifica lugares y personas, aporta paz y aleja la negatividad. Aumenta el poder de cualquier otro incienso al que se añada, y su humo es muy bueno para purificar, bendecir y consagrar amuletos y herramientas mágicas.

Perejil: atrae el amor, el sexo y el dinero.

Romero: el aroma de romero emite poderosas vibraciones.  Constituye uno de los inciensos más antiguos, usado para limpiar y purificar los lugares de fuerzas negativas antes de realizar cualquier trabajo de magia, y en rituales de amor, deseo sexual y otras mezclas. Colocado bajo la almohada ayuda a no tener pesadillas y colgado en la entrada de la casa evita la llegada de ladrones.

Ruda: al igual que otras, es una de las plantas que se ponen a macerar en el agua la noche de San Juan. Aleja la negatividad y quita el mal de ojo. Colocada en la puerta actúa como protectora, si frotamos flores secas contra el suelo devuelve cualquier hechizo que nos hayan enviado y añadida al baño rompe cualquier tipo de maldición.

planta ruda

Salvia: empleada en rituales de dinero, curación y deseos.

Trébol: atrae el éxito y la buena suerte. El trébol de tres hojas actúa como amuleto protector, el de cuatro hojas aumenta los poderes psíquicos y el de cinco atrae el dinero. El trébol blanco se utiliza contra los hechizos y salpicar una infusión de trébol rojo elimina espíritus negativos.

Verbena: muy indicada para rituales de amor y protección, ahuyenta a los malos espíritus, calma emociones, y atrae buena fortuna.

Algunas plantas necesitan tener una recogida especial para que la fuerza de sus propiedades aumente, puede ser en un día concreto o una noche de luna determinada. Por ejemplo, si cortamos la planta en un día con la luna en cuarto creciente aumentará el magnetismo de lo que cortemos y la misma planta renacerá más rápidamente.

Una vez recolectadas, lo ideal es colocarlas boca abajo en un lugar oscuro para dejarlas secar durante 7 ó 15 días, tiempo suficiente para que hayan concentrado más salvia, energía y fuerza.

hierbas colgadaslavanda seca

Las propiedades mágicas de estas plantas pueden ayudarnos a conocernos mejor e incluso a mejorar nuestra vida. Todos somos elementos de la naturaleza y estamos conectados a este universo, si conseguimos conectar con la esencia de las plantas, ellas mismas nos ayudarán y nos proporcionarán todo lo que necesitamos para ser un poco más felices.

recogida de plantas

 “No juzgues cada día por la cosecha que recoges,

sino por las semillas que plantas.”

Robert Louis Stevenson (1850-1894)

Novelista, poeta y ensayista escocés.

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Un comentario en “Hierbas, plantas y raíces mágicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *