Noche mágica de San Juan

noche de san juan

La noche del 23 al 24 de junio, es considerada como la noche más corta y mágica del año, conocida popularmente como la noche de San Juan.

Es una noche que coincide con el solsticio de verano y desde muy antiguo, magos y brujas elegían esta noche para celebrar que el sol se hallaba en su máximo esplendor y alcanzaba su plenitud, el punto más alto de su recorrido, regalando así más horas de luz y calor. Aprovechaban esta noche para la preparación y sacralización de talismanes y de todo lo que utilizarían durante el año en sus rituales y prácticas mágicas. A lo largo de todo el día recolectaban plantas para preparar remedios curativos e iluminaban la noche con hogueras hasta llegar el alba para adorar a la madre Tierra.

Es una noche de encantamientos, hechizos, conjuros, rituales, celebración,  deseos… Una noche en la que espíritus, duendes, hadas, brujas, personas… se cruzan en el camino bajo la luz de grandes hogueras.  Es una noche de energías mágicas en la que podemos pedir cualquier deseo.

hoguera de san juanhoguera

Existen tres elementos mágicos fundamentales que caracterizan a esta noche:

Uno de estos tres símbolos imprescindibles es el fuego. El fuego es el elemento purificador por excelencia, fuente de luz, regenerativo, capaz de liberarnos de la mala suerte, de alejar los malos espíritus y de dar protección para todo el año. Las hogueras suelen realizarse con muebles viejos, cartones, maderas, y todo aquello que ya no sirve y que puede arder bien. Antiguamente se hacían bailes alrededor de las hogueras con cantes y rezos para ahuyentar a los malos espíritus y dar la bienvenida a los buenos. Hoy en día la tradición del ritual consiste básicamente en saltar por encima de las ascuas que dejan las brasas de las hogueras y quemar una lista escrita en papel de todo lo que se quiere dejar atrás. Según la tradición, si saltan juntos una pareja de enamorados se dice que estarán juntos y felices por el resto de sus vidas.

hoguera en la playafuego

El elemento símbolo de vida, fertilidad y pureza es el agua, y si es de mar mucho mejor. Dicen que esa noche el agua es curativa, que sana el cuerpo y del alma y proporciona felicidad. Se aconseja darse un baño en el mar a partir de las doce de la noche para tener buena salud todo el año. Existen creencias en algunos lugares que dicen que saltar nueve olas de espaldas al mar ayuda a que las energías negativas se disipen y aumenta la fertilidad femenina.

orilla del maragua

El tercer elemento mágico lo constituyen las hierbas o plantas. Se piensa que las propiedades de las plantas aromáticas están en su momento álgido esa noche. El tomillo, el romero, incluso la misma planta de San Juan eran recogidas para preparar remedios curativos y colgadas en las ventanas de las casas para recibir la bendición de San Juan. En otras culturas se dejan plantas aromáticas en agua durante la noche para lavarse la cara a la mañana siguiente, dicha agua se considera bendita y se le atribuyen propiedades terapéuticas y limpiadoras.

Se trata de una noche mágica en la que todos los elementos de la naturaleza, fuego, agua, aire y tierra, se alían para dar cobijo a multitud de deseos y rituales en busca de buena salud, amor, suerte trabajo y fortuna.

Una noche cuya energía favorece la renovación y los cambios, una noche de amor, de mar, de luna, de hogueras, de fuego, de rituales, de energías, de magia

noche mágica

 

“Aquellos que creen en la magia están destinados a encontrarla”.

Acción Poética

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Un comentario en “Noche mágica de San Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *