Cómo consagrar las velas para los rituales

vela ritualEl uso de las velas en cualquier ritual desempeña un papel fundamental, ya que además de proporcionarnos un ambiente adecuado, las velas representan la luz y el fuego sagrado que nos ayuda a establecer una conexión intensa con otras formas de energía.

Como ya vimos en un apartado anterior, para cualquier petición que hagamos es de suma importancia tener muy en cuenta, el tamaño de las velas, el color interior y exterior, etc… Pero antes de nada, debemos asegurarnos que el tipo de vela que adquirimos sea  lo más natural posible y cuanta más cera de abeja contenga mejor. Las velas que normalmente encontramos en el mercado suelen contener una mezcla de cera de abeja, parafinas, colorantes, esencias de aromas, etc. En nuestra elección a la hora de adquirir una vela, la diferencia en el coste puede sorprender en algunas ocasiones, pero merecerá la pena. Una buena vela dura más en consumirse, ya que se suele quemar más lentamente; el humo que produce es más limpio, no es negro, denso o mal oliente; la mecha es más gruesa, con lo que generará una llama más intensa y fuerte; no nos olerá a petróleo y tendrá una buena sujeción.

hojas de cera de abeja

Una vez tengamos nuestras velas, debemos proceder a magnetizar las velas con nuestra energía. Estando relajados y muy concentrados en nuestro propósito, tomaremos la vela en cuestión con nuestras propias manos e iremos girándola visualizando el objetivo que ésta debe cumplir.

velónEl siguiente paso es nombrar la vela, es decir, escribir en ella el nombre completo de la persona a quien va dirigido el propósito. Personalmente, opino que es preferible usar utensilios naturales como un palillo de madera, pero también puede utilizarse un pequeño alfiler o algo punzante que nos facilite la inscripción.

Terminaremos de vestir la vela untándole con las dos manos los elementos adecuados mientras visualizamos aquello para lo que estamos realizando el ritual. Entre los elementos podemos encontrar aceites específicos para cada propósito, hierbas, monedas, piedras, sal, incienso, etc.

llamaEncenderemos la mecha de la vela, siempre, con una cerilla de madera, y una vez encendida, si tenemos que hacer algún rezo éste es el momento.

Por último, daremos las gracias a todas las fuerzas en general, al universo o a la deidad en la que creamos, y con ello quedará sellada y consagrada la vela.

Nunca debemos apagar la vela de un ritual, y en caso de tener que hacerlo, lo haremos soplando la llama de la misma, consiguiendo así dispersar la energía concentrada y cambiarla por la nuestra. Aún así, si podemos evitar apagarla mejor, debido a  la importancia que tiene el hecho de que se consuma por completo. Es aconsejable además observar la vela mientras se consume, ya que ésta puede indicarnos pequeños mensajes acerca de nuestro propósito o el resultado del ritual. Finalmente, intentaremos deshacernos de los restos dependiendo de cada petición. vela encencida

Cualquier ritual que hagamos de manera adecuada puede convertirse en nuestro conector para que alma, cuerpo, mente y espíritu queden alineados entre sí, originando una vibración positiva en nuestro interior.

La magia puede despertarnos sensaciones que nos lleven de un estado a otro en cuestión de segundos, y cuando la llama de una vela se enciende, su luz y su aroma crean un clima especial, activando la energía existente en el ambiente que nos rodea y consiguiendo que ésta se una con nuestra propia energía.  ritual velas

“La luz sagrada de una vela puede iluminar tu camino”

Las imágenes de este post han sido tomadas de Pinterest.

Un comentario en “Cómo consagrar las velas para los rituales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *